El procurador de UPL en las Cortes, Luis Mariano Santos, preguntará en el próximo pleno del Parlamento autonómico el momento en el que se encuentran las negociaciones para dar cumplimiento a lo mandatado en abril del año pasado y dar solución a la “saturación” de la N-120 donde se registran multitud de siniestros, así como a la escasa intensidad de tráfico de la AP-71 por su alto coste. Así será después de las últimas iniciativas parlamentarias parlamentarias aprobadas relativas a la supresión de los peajes de la AP-1 y la AP-6.

Los leonesistas recordaron a través de un comunicado que el año pasado presentaron una PNL en las Cortes en la que instaban a la Junta a solicitar al Ministerio de Fomento introducir la AP-71, entre Astorga y León, dentro del plan del Gobierno para desviar parte del tráfico pesado de las carreteras nacionales, aplicando los descuentos correspondientes, en el momento que desde el Gobierno Central se volviera a incentivar este tipo de plan.

La iniciativa aprobada en la Comisión de Fomento con el acuerdo unánime de todos los grupos políticos, vuelve a la actualidad, ante la negociación abierta entre la Consejería y el Ministerio sobre la rebaja de los peajes de la AP-1 Miranda-Burgos y AP-6 el Espinar Segovia.

“Sólo faltaría que el propio consejero, leonés de nacimiento, hubiera olvidado el mandato del legislativo y estuviera negociando otras opciones, y se olvidara de la AP-71 que cuenta con el apoyo de todos los grupos políticos representados en la Cámara”, declaró Santos. UPL, que también presentó otra PNL con la supresión total de los peajes a finales del año pasado, consideró que no es necesario ninguna iniciativa más. “Lo único que hay que hacer es cumplir la iniciativa que presentamos y que se aprobó en la Comisión de Fomento, demostrando que el trabajo parlamentario sirve para solucionar los problemas de la gente”.