La asociación ‘Rey Ordoño I, Amigos de la Cepeda’ recibió la tarde de este sábado en el salón de plenos del ayuntamiento de Villamejil a lo más granado del deporte cepedano. Durante la reunión tuvo lugar una charla ofrecida por el atleta leonés Manuel Martínez, para a continuación rendir homenaje a Érika Villaécija, Slavador “Salva” Calvo y Sagrario González.

Manuel Martínez y el deporte

El campeón del mundo de lanzamiento de peso, Manuel Martínez, intervino en el inicio de la charla para ofrecer a los numerosos asistentes una interesante conferencia que versó sobre los valores, virtudes y metas tanto del deporte como de la competición. También explicó a los asistentes parte de su otra actividad desligada de la vida deportiva como es la escultura.

Cepedanos de pura cepa

Érika Villaécija, campeona del mundo en los 800 libres y que ahora compagina sus trabajos como psicología con las pruebas de 10.000 en aguas abiertas fue la primera en recibir el galardón. Aunque barcelonesa de nacimiento sus raíces están bien asentadas en Cogorderos y su relación tanto con la Cepeda como con Astorga ha sido siempre muy cercana. Marga Fernández, en representación de la mancomunidad de la Cepeda le hizo entrega del galardón. “Gracias por este reconocimiento. Como bien has dicho, nací en Barcelona pero he pasado gran parte de mi vida aquí y por eso me hace especial ilusión recibirlo”, apuntaba Villaécija.

Salvador Calvo, “Salva”, “un milagro de la naturaleza” en palabras de Tomás Álvarez, miembro de la Asociación y conductor de la gala, también fue homenajeado por su trayectoria deportiva. Natural de Fontoria, se inició en las carreras en la Cepeda. Corredor destacado especializado en pruebas “ultra”, cruce de islas, cordilleras… cosechando grandes éxitos como el maratón Transhariano (2006) o el que recorre la Gran Muralla China (2007). Recibió el premio de manos de la alcaldesa de Villaobispo, María Teresa García. “Quiero destacar que yo empecé en los deportes y en la montaña gracias a Eduardo, marido de la alcaldesa, por eso esta mención va para el”.

Con un club a punto de desaparecer en el año 2010, al Atlético Astorga llega Sagrario González, poco conocedora del mundo del fútbol pero con toda la ilusión y las ganas de sacar un nuevo proyecto adelante. No sólo lo rescató del abismo si no que lo llevó durante dos temporadas a la Segunda División B y esta última campaña se quedó alas puertas de volver a la categoría de Bronce del fútbol español. Natural de Cogorderos también recibió su distinción no por su trayectoria deportiva, si no por su carrera gestora a la cabeza de un club. Sagrario recibió emocionada el homenaje recordando a su padre “que estaría orgulloso de verme recoger este galardón aquí hoy”. “No se si me lo merezco, pero me hace una grandísima ilusión”. Emilio Cabeza, alcalde de Quintana del Castillo, hizo la entrega del premio.

Victorias para los Grandes del Deporte

Tal y como señala la asociación, la distinción que los galardonados recibieron es un trofeo conmemorativo de terracota que presenta a Atenea Niké, diosa alada de la Victoria del panteón griego, portadora de una corona de laurel, corona destinada a los vencedores. La artista Marta Rivera es la autora de este galardón.

Esta gala homenaje organizada por la Asociación Rey Ordoño I, Amigos de la Cepeda, bajo el título de Grandes del Deporte se encuadra dentro de las actividades estivales ofrecidas por la organización cepedana. De igual manera, continúa la programación de la Asociación cultural. En la Casa del Concejo de Villamejil sigue abierta, hasta el 14 de agosto la muestra ‘Arte en La cepeda: Benito Escarpizo’, una iniciativa para dar a conocer la obra y personalidad de uno “de los grandes artistas leoneses, pintor de nuestras gentes y paisajes”. Este domingo 13 de agosto, a partir de las 18,00 horas, y en el salón Plenario Municipal, se celebra una nueva edición del Día de las Letras Cepedanas, donde todos los autores de la comarca presentarán los libros que han publicado en los últimos meses.