El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez, anunció este martes su intención de instar a todas las instituciones de León a que encabecen una petición para eliminar el peaje de la autopista entre León y Astorga, al igual que se ha hecho con la AP-1 y la AP-6, una vía que deriva más de 20.000 vehículos a la N-120. Diez explicó que cursará su demanda en las Cortes, donde espera la misma sensibilidad de todos los grupos con la que acogieron el tratamiento para estos días vías castellanas, pero el primer paso será una moción en el Ayuntamiento de León en el que todos los grupos muestren su voluntad unánime de luchar por esta liberación.

“Estamos hablando de una cuestión de seguridad ante todo, pero también de vertebración del territorio porque entendemos que esta vía de peaje está suponiendo un lastre económico y social tanto para el tramo por el que discurre como para la unión de la capital con la Maragatería y el Bierzo”, explicó Diez. Además, el portavoz socialista precisó que se trata de una cuestión de agravio, porque León cuenta con “las peores comunicaciones de la comunidad”.

Diez recordó que la concesión de esta vía generó ya polémica en el año 2002 y que, desde su apertura, todos los municipios de su recorrido han pedido la eliminación del peaje que se cobrará, según la concesión, hasta el año 2050. El portavoz socialista recordó el “distinto rasero” del PP que cuando estaba en la oposición nacional, en 2009, llegó a pedir también el rescate de la autopista León-Campomanes.