CAMINO DE SANTIAGO

El obispo de Astorga inaugura las obras del albergue de peregrinos de Valdeviejas

Durante su vista se plantó un arce junto a la ermita del Ecce Homo, un arce canadiense con el que se quiere recordar a los peregrinos fallecidos en el Camino de Santiago, como Denise Pikka Thiem
El obispo estuvo acompañado por Pablo Peyuca y el pedáneo de la localidad (Ricardo García)

Monseñor Menéndez ha bendecido las distintas dependencias del albergue de peregrinos que cuenta ahora con una zona común con cocina y un aspecto mejorado. El teniente de alcalde, Pablo Peyuca, junto al pedáneo de Valdeviejas, Ramiro de la Fuente y el diputado, José Miguel Nieto,  acompañó al obispo durante su visita y explicó las trabajos acometidos en este espacio gestionado por la junta vecinal. Las obras han dignificado los espacios del albergue, se le ha dotado de cocina y se han acometido trabajos de embellecimiento de las estancias y de las zonas ajardinadas.  También se han efectuado mejoras en la electricidad y los baños y se ha puesto al servicio del visitante un lugar para guardar las bicicletas bajo llave. Las obras han sido realizadas por una empresa local, bajo la política desarrollada por este equipo de gobierno de trabajar siempre que sea posible con los recursos humanos de Astorga y sus comarcas.

valdeviejas

El teniente de alcalde valoró esta mejora del albergue como muy positiva y subrayó que ahora Valdeviejas «cuenta con un recinto de calidad para sus peregrinos». Asimismo, recordó que este es uno de los pocos albergues donde los pergrinos pueden disfrutar de diez camas bajas y no de literas, cualidad que ha decidido mantenerse después de las nuevas obras para ofrecer más confort al peregrino y que su estancia en Valdeviejas sea más agradable y mejor recordada. La reforma ha contado con una inversión de 12.000€ sufragada por el Ayuntamiento de Astorga. Previamente, a la inauguración de las obras del albergue, el obispo visitó la ermita de Ecce Homo, donde realizó una oración junto al alcalde pedáneo.valdeviejas

 

Un arce canadiense para recordar

La visita a la ermita sirvió también para la plantación de un arce para recordar a los peregrinos muertos en el Camino. En este acto estuvo Rebeca Scott, cabeza visible del grupo de peregrinos internacionales que han promovido el memorial jacobeo: «Vivo en el Camino. Cuando se murió Denisse fue un golpe muy fuerte porque no fue sólo la pérdida de una amiga peregrina, sino que supuso una pérdida de la inocencia en el sentido de solidaridad, de seguridad del Camino de Santiago». Este espacio servirá de homenaje porque los árboles «son el símbolo de algo que puede crecer y que tiene vida por sí mismos».

Del arce plantado colgaban conchas jacobeas dejadas por los caminantes en uno de los albergues a su llegada a Santiago. Estas vieiras quedarán en la ermita para que cada peregrino recoja dos, una para sí mismo y otra para que, de forma simbólica, Denise Pikka Thiem finalice el Camino.

 

valdeviejas

Print Friendly, PDF & Email