Mi afición por la astronomía (entendida como disciplina científica y nunca como arte adivinatorio), me viene de los años 90 del pasado siglo cuando trabajaba en una mina (Mina MILE) en la que dos veces al año, los rayos solares se alineaban con el eje de su pozo principal. Años después trabé amistad con un Ingeniero Técnico de Minas que trabajaba en El Bierzo: Luciano Llaneza. Así pues muchísimas veces y durante años; comenté con Luciano Llaneza, (“Chano” para los amigos), muchas ideas en torno al asunto de los relojes y calendarios solares; tema sobre el que compartimos afición.

Una de estas ideas consistiría en realizar algún tipo de estructura (un agujero a través de una pared por ejemplo); realizado de tal modo que sólo en una fecha concreta y a una hora determinada lograran los rayos solares atravesarlo para incidir en un punto concreto que se pretendiese iluminar. Podría tratarse por ejemplo de la fecha de nacimiento del dueño de una casa y dentro de esa fecha de una hora concreta. Uno de los varios inconvenientes que esto supone, es que salvo que la fecha señalizada corresponda al solsticio (sea de verano o de invierno); siempre habrá dos fechas en las que los rayos del Sol logren cruzar aunque eso si a diferente hora,…en general. La gracia es que este fenómeno ocurriese sólo una vez al año, pues las fechas destacables en un año no se hacen por duplicado. Hay asimismo más dificultades como he dicho pero vamos a lo que vamos.

MONUMENTO DE ANTHEM.ARIZONA

En los Estados Unidos el 11 de noviembre se celebra el Día de los Veteranos en alusión a los que han servido en las filas del ejército de este país y han tenido la ocurrencia de poner en práctica esa idea que “Chano” y yo comentamos a menudo y lo han hecho de modo brillante. En realidad es una idea antiquísima pues es bien conocido que en el Antiguo Egipto había un templo en el que DOS días al año el Sol penetra de un modo singular. Por lo que tengo entendido son actualmente el 22 de febrero y el 22 de octubre.

El 11 de noviembre es el 11-11 y si además en ese día elegimos las 11horas y 11 minutos, tenemos ya bien definido un instante en el tiempo: las 11 horas y 11 minutos del día 11 del mes 11. Por ello ese Monumento a los Veteranos se diseñó y construyó de modo que sólo ese día y a esa hora los rayos del Sol crucen una serie de agujeros perfectamente alineados de modo que se ilumine un escudo de los Estados Unidos dibujado o grabado en el suelo.

Yo he dicho sin embargo que habrá DOS instantes a lo largo del año en los que los rayos solares van a adoptar la misma alineación y por tanto habrá otro día en el que también esto suceda. Así ha de ser y ese día será en torno al 31 de enero en el caso de Anthem. Sin embargo en esta fecha la alineación de los rayos solares en cuestión no se producirá a las 11 horas y 11 minutos. Aquí está la gracia. ¿Porqué esto es así?. Veamos.

DIVERSOS HORARIOS

El horario que usamos en la vida cotidiana no es el que con toda razón se denomina horario solar verdadero. Este horario considera que cuando el Sol cruza por la vertical de un lugar (por el meridiano) son las 12 horas, es decir el mediodía solar. En ese instante y sólo en ese, es cuando las sombras son día tras día las más cortas y cuando apuntan (en el Hemisferio Norte) justamente  al Norte.

Sin embargo el Sol no pasa a intervalos de exactamente 24 horas por la vertical de un lugar dado. A veces difiere hasta 30 segundos respecto a las 24 horas justas y exactas. Por todo ello creo que ya desde el siglo XVIII, se empezó a usar para medir el tiempo, no el Sol real si no otro ficticio llamado sol medio que si debería pasar por la vertical de un lugar a intervalos de tiempo rigurosamente iguales y de 24 horas es decir 86.400 segundos. Esos escasos segundos de diferencia respecto a las 24 horas, se van acumulando y dan lugar a que en alguna época del año la diferencia en tiempo entre el Sol real y el ficticio ¡¡supere los 16 minutos¡¡. Hay sólo cuatro instantes a lo largo del año en los que ambos soles coinciden rigurosamente.

En el siglo XIX el uso del sol medio se debió generalizar, tanto a nivel científico como a nivel de la vida cotidiana. Así las cosas, es Sol real se adelanta o se atrasa respecto al sol ficticio o sol medio. En concreto el 11 de noviembre de este año 2017, el Sol real culmina en el meridiano del Observatorio Astronómico de Madrid (OAM) a las 11h. 58 m y 48 seg. del Tiempo Universal (TU). Sin embargo debería hacerlo si anduviese como el ficticio (sol medio), a las 12 h. 14 minutos y 45 seg. del TU. Esta diferencia de 15 minutos y 57 segundos es el valor de la conocida como Ecuación del Tiempo. Año tras año sucederá a efectos prácticos siempre así (salvo si consideramos períodos de varios siglos). El Sol real se ADELANTA en prácticamente 16 minutos respecto al sol ficticio, en esta fecha.

El 31 de enero por el contrario el Sol real pasa por el meridiano del OAM, DESPUES que el sol ficticio o sol medio. Lo hace a las 12 h. 28 minutos y 13 seg., es decir se ATRASA en (12 h. 28 min. 13 seg. menos 12 h. 14 min. 45seg.) 13 minutos y 22 segundos. Como he dicho esto será a efectos prácticos igual todos los años. Esto quiere decir que hay una diferencia de prácticamente media hora entre ambas fechas. En definitiva, el 31 de enero el Sol pasa por el meridiano de Madrid casi media hora DESPUES que el 11 de noviembre. Como desde el siglo XIX el sol medio es el que sirve para sincronizar los relojes que usamos en la vida cotidiana, el resultado es que a las 11horas y 11 minutos del 31 de enero, el Sol real aún tardará una media hora en situarse donde lo hará el 11 de noviembre a las 11 y 11.Esto supone que el 31 de enero el Sol real también se alineará con los agujeros del monumento de Anthem; pero lo hará cuando sean las 11horas y 41 minutos y no a las 11 y 11. Por ello el instante de noviembre tiene una particularidad que no tiene el de enero.

Como he dicho es en este punto donde estriba la singularidad de este monumento. Todo lo explicado es complejo y para su correcto análisis sería preciso el empleo de un lenguaje de contenido aún mucho mas matemático del que yo he utilizado; pero ello daría lugar a un texto sin duda mucho mas difícil de entender y por tanto aunque lo pienso hacer, el correspondiente artículo será para enviar a un revista especializada en estos temas como puede ser la que publica la Asociación Leonesa de Astronomía. Un buen problema que cabe plantearse y que yo trataré de resolver sin acudir para nada a Arizona es determinar tanto la dirección como la pendiente que los rayos solares tendrán el 11 del 11 a las 11 horas y 11 minutos en ese Monumento a los Veteranos.

Adjunto una imagen tomada de la Red en la que aparece este singular monumento de Anthem, Arizona (EE.UU.) En alguna página de la Red he leído que se trata de un invento increíble. Yo no lo calificaría así. Mas bien diría que es un monumento singular y que quienes lo diseñaron tuvieron una idea genial. En España hay un túnel en la localidad de Valdealgorfa (Teruel) donde ocurre algo muy similar y en una mina de carbón berciana (Mina MILE en Espina de Tremor); también sucedía algo similar en un pozo minero,…hoy abandonado.

Madrid, 25 de noviembre de 2.017

Rogelio Meléndez Tercero