El autor leonés Domingo del Prado presentó este jueves en la Biblioteca Municipal la segunda edición de su libro El pescador de estrellas, un relato sobre valores con el que el escritor quiere ganarse “el corazón de los niños” y al mismo tiempo “motivar a la lectura”. En el acto le acompañaron la concejala de Cultura y Educación, María Emilia Villanueva, el director del Instituto Leonés de Cultura, Adolfo Alonso Ares, y su editor, Rafael Cabo.

La edil de Cultura presentó el acto y resaltó la vinculación desde joven del autor con Astorga. Por su parte, Alonso Ares, en su propio estilo literario desgranó la historia que cuenta El pescador de estrellas, “una historia sobre abuelos y nietos que se adereza con la intimidad y conocimiento de cada uno de los personasjes”. Alonso Ares alabó el trabajo de Domingo del Prado para convertir a los lectores en “niños” y resaltó que Del Prado es un “gran soñador”. Por su parte, Rafael Cabo, elogió el trabajo del escritor y señaló que es “uno de los libros de los que más orgulloso estoy”.

Por su parte, el escritor admitió haberse quedado “sin palabras” después de la intervención de quienes le acompañaban en el escenario del salón de actos de la Biblioteca. Recalcó que el libro, que ya va por su segunda edición, va destinado “a niños, de 6 años o de 99 años, pero niños al fin y al cabo en espíritu”. Asimismo, manifestó que fue su mujer, Estrella, quien le dio la idea de lo que luego se esbozaría como El pescador de estrellas. “Me gustaba jugar mucho con su nombre, así que ella me dijo que por qué no escribía un libro, y que en ese libro hubiera un niño que pescaba estrellas. De ahí salió un cuento y parte toda la idea, porque la cuestión llegó con la pesca, el niño iba a necesitar mucho sedal para pescar estrellas”, explicó riendo el escritor.

En la actualidad, Domingo del Prado recorre los colegios que han utilizado y trabajado su libro en las clases, “con la segunda edición, decidimos incluir un carnet de ‘pescador de estrellas’ y, cuál fue mi sorpresa cuando llegué al primer colegio y los niños me mostraron sus carnets y me preguntaron dónde estaba el mío. Tuve que ir corriendo a poner mi foto en el carnet, porque me sorprendieron sin tenerlo”, rió el autor.

Ahora, Domingo del Prado está pensando en crear su propio Club de los pescadores de estrellas, “la idea me la dio una mujer en una de las presentaciones, y me lo estoy planteand seriamente”. El escritor aprovechó para dar algunos consejos sobre su libro: “leedlo, disfrutadlo, aconsejadlo, prestadlo y, sobre todo, a los niños, que disfruten con él”.