La tarde del pasado viernes los asistentes al acto cultural en el Museo de La Comunal se trasladaron con su imaginación a la década de los años 50 del pasado siglo, y en concreto a los barrios astorganos de San Andrés y Santa Clara.
El poeta y cantautor astorgano, Ángel Francisco Casado nos deleitó con poemas en los que sus vivencias de niñez y juventud se hacían por un momento realidad.

Casado, que ha sido distinguido con premios de poesía tanto en Asturias, como en la ciudad de Astorga, y finalista entre otros de las ediciones XVIII y XIX del prestigioso premio Cálamo, ha musicalizado poemas de Rosalía de Castro, Antonio Machado, Eugenio de Nora, Pablo Neruda, Miguel Hérnandez.  Actualmente dirige el coro de mayores de la Universidad de Oviedo, habiendo dirigido el coro del Colegio Público Gesta I de Oviedo, con el cual grabaron varios CD.

En su haber, ocho libros de poesía: Los deseos del agua, La voz pensada, la piedra caliente, así como el último poemario muy recientemente editado con motivo del fallecimiento de su madre, el cual lleva por título “Por sus manos”. La publicación “Poeta en Astorga”, fue la protagonista del acto pues así se publicitó.

Acompañando al poeta y participando en el acto recitando poemas, el profesor de literatura, escritor y poeta Juan José Alonso Perandones, el cual fue recordando juntamente con Casado, vivencias de niñez de su barrio.

Un acto entrañable y familiar, con un aforo repleto de espectadores ansiosos de poesía, música y voz.
Ángel Francisco Casado, cantó, tocó el rabel, la guitarra, la armónica, e invitó a una espectadora en el acto, componente del Coro de la Universidad de Oviedo a interpretar una bella canción. Una voz prodigiosa.