La nueva corporación de la Diputación de León se organiza para cumplir con su lucha «contra la sangría poblacional”

El presidente afirma que se aprobará un nuevo presupuesto antes de que acabe el año y la oposición urge no perder las subvenciones pendientes

La Diputación de León celebró hoy el pleno de organización que permite iniciar el trabajo efectivo de los grupos políticos, con el reparto de áreas, asignaciones y competencias en un mandato en el que, según remarcó el presidente, Gerardo Álvarez Courel (PSOE), se marcan como principal objetivo “luchar con todas las armas que tengamos contra la sangría poblacional”.

El portavoz de los socios leonesistas en el gobierno de la institución, Valentín Martínez, reclamó a todos los diputados un esfuerzo “equiparable a los sueldos, que son bastante dignos y esperemos que esa dignidad se corresponda con el trabajo”.

El viceportavoz del PP, Javier Santiago Vélez, avanzó que su grupo ejercerá una oposición “constructiva y exigente” y reclamó celeridad para evitar que se pierdan subvenciones pendientes para los pueblos por el periodo de inactividad de la Diputación. A este respecto, el presidente aseguró que ya se trabaja en esa materia y también señaló que se aprobará un nuevo presupuesto antes de que finalice el año, a pesar del retraso en el inicio del mandato, debido al recurso presentado por los resultados electorales en el municipio de Villablino.

El PP se abstuvo en la práctica totalidad de los puntos del pleno extraordinario y urgente celebrado hoy, en el que el único representante de Vox se opuso a algunas de las cuestiones como las remuneraciones previstas, al considerar que las cantidades que se percibían hasta ahora resultaban suficientes.

A este respecto, Álvarez Courel recordó que su salario (87.000 euros brutos) es el mismo que tenía su antecesor y justificó en la subida general de precios el incremento en un cinco por ciento acordado para la asistencia a plenos, junta de gobierno, comisiones y órganos colegiados.

El pleno aprobó las ocho dedicaciones exclusivas que tendrá el grupo socialista -la del presidente y siete de los nueve diputados restantes-, cuatro para el PP, que cuenta con once representantes y una para la Unión del Pueblo Leonés. Otros diputados contarán con dedicaciones parciales de hasta el 75 por ciento.

Como estaba previsto, la UPL ostenta las vicepresidencias primera y segunda representadas, respectivamente, por el alcalde de Sariegos, Roberto Aller, y el de Villaturiel, Valentín Martínez, que asume también las competencias de la marca Productos de León y del Servicio de Asistencia a Municipios.

Print Friendly, PDF & Email