La actualidad revela la forma errónea de tratar la violencia doméstica mediante la ley de 2004, que es un fracaso desde su inicio porque se apartó a los expertos consultados en favor de políticos e ideólogos. La consecuencia es que algunos hombres siguen maltratando a ‘sus’ mujeres a la vez que la mayoría de los hombres están en el punto de mira y son privados de su derecho fundamental de inocencia (con solo una declaración sin necesidad de aportar prueba alguna). Y se han malgastado 24.000 millones de euros. El proyecto de Pacto ahonda en los errores y los horrores que han sufrido decenas de miles de exmaridos, hijos, abuelos y nuevas compañeras, por una ideología fracasada (que incluso cada vez más mujeres rechaza). Se ha lucrado un puñado de asociaciones clientelares en vez de aplicar el dinero en ayudar a las víctimas: mujeres maltratadas, hijos y hombres también. En el Reino Unido se proyecta una nueva ley integral porque han visto que la ‘teoría de género’ no resuelve nada y sí quieren atajar el problema de violencia; calculan que un 30% son hombres, que tienen refugios específicos, y la prensa habla de ellos. ¿Aprenderá España de ello? Aquí nos ocultan las cifras de violencia contra hombres, menores y ancianos en el hogar y nos manipulan las oficiales, y los medios colaboran en ello. Algunas asociaciones investigan y las publican en internet; búscalas: Mereces Saberlo.

José-L. Herrero R.