Los servicios de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León consiguieron sofocar a última hora de la tarde de ayer tres incendios que se declararon desde mediodía en la provincia de León, en concreto en los municipios de Cabrillanes, Santa María del Monte de Cea y Carrizo de la Ribera, donde se calcinaron unas 20 hectáreas de diferentes superficies, según recoge el último parte de incendios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

A primera hora de la tarde se originó un fuego en Cabrillanes, donde se calcinaron cinco hectáreas de pasto hasta que los diferentes medios aéreos y terrestres sofocaron las llamas cinco horas después de su inicio. Otro fuego se registró en Carrizo de la Ribera, donde se quemaron 0,16 hectáreas de superficie agrícola, mientras que el de mayor superficie afectada tuvo lugar en Santa María del Monte de Cea, donde ardieron 14,5 hectáreas de cereal.