El Equipo de Gobierno ha convocado un pleno extraordinario para este miércoles con el objetivo de incluir las tasas del precio de los cursos de natación de verano en las piscinas municipales para este año 2017 en adelante. “Estos cursillos que se llevan haciendo durante años, estaban también sin regular, al igual que sucedía con las Escuelas Deportivas Municipales, y el Ayuntamiento no debería cobrar nada que no esté estipulado en una ordenanza“, ha reclamado el concejal de Deportes, Javier Guzmán.

El edil ha recordado que la Ordenanza no fiscal Nº23 que regula los precios públicos de las Escuelas Deportivas Municipales se creó el pasado 2016, por lo que pide “explicaciones” a las anteriores corporaciones municipales “a qué se debían las artimañanas y si eran conscientes de todo ello, cómo han conseguido que el deporte funcionara sin ningún ingreso de las Escuelas”.

“Esta ordenanza nos da tranquilidad porque tenemos regulado el precio que cobra por los servicios que ofrecen las piscinas municipales durante el verano”, finalizó Guzmán. Una ordenanza que ya regulaba los precios públicos durante el curso y que ahora, desde su formalización durante el pleno extraordinario, se amplía con los cursos que se ofertan durante el periodo estival.

Protección Civil

De igual manera, el Ayuntamiento de Astorga ya ha recibido el visto bueno por parte de la Junta de Castilla y León para la conformación de una Agrupación Local de Voluntarios de Protección Civil. El presupuesto propuesto para este 2017 ya incluye la dotación de una partida para esta organización que supone “la contratación de un seguro obligatorio de responsabilidad para el ejercicio de las actividades de Protección Civil en el municipio”, señaló el edil Javier Guzmán. La dotación de material y equipo corre a cargo de la Junta de Castilla y León.

En esta semana, llevará al pleno extraordinario el reglamento para la formación de dicha agrupación, una vez que la Junta ha determinado que es competencia municipal la existencia de voluntarios de Protección Civil. “Aprovechamos la convocatoria de pleno para llevar el reglamento de Protección Civil a aprobación, con la perspectiva de que la Junta pueda contestar cuanto antes, incluso para las fiestas de Santa Marta”, precisó el concejal.

Una vez el pleno apruebe el reglamento, se enviará a la Junta que también tendrá que aprobar las bases para poner en funcionamiento esta agrupación, que necesita para empezar, al menos de un mínimo de 10 voluntarios, “hay que tener en cuenta que tanto el alcalde como el concejal de Seguridad Ciudadana, serán miembros obligatorios de este cuerpo, por lo que harían falta, al menos, ocho personas más en el grupo”, puntualizó Guzmán.

La agrupación de Protección Civil responde a las necesidades de apoyo que requiera la Policía Local en primera instancia y “nunca prestará servicios de extinción de incendios, sí de apoyo en el servicio preventivo”, finalizó el edil.