El PP tiñe de azul el mapa de Castilla y León, gana en la mitad de municipios de más de 5.000 habitantes

Los ‘populares’ supeditan la gobernabilidad de una docena de consistorios a los pactos con Vox y dejan 15 ayuntamientos al PSOE, que deberán acordar en varios de ellos

Las elecciones municipales del 28 de mayo dejaron un mapa prácticamente de color azul en los principales ayuntamientos de Castilla y León, aquellos mayores de 5.000 habitantes. Así, el PP consiguió la victoria en más de la mitad, en 34 de los 60 que se contabilizan, si bien supeditan la gobernabilidad de una docena de consistorios a los pactos con Vox, pues sin sus apoyos correrían el riesgo de perder el bastón de mando en beneficio de otras organizaciones.

Según el análisis pormenorizado elaborado, otros 15 ayuntamientos se quedarían en manos del PSOE, que además de varias capitales de provincia pierde también otros emblemáticos como Astorga, Briviesca (Burgos), Cuéllar y El Espinar (Segovia), Tudela de Duero (Valladolid) y Toro (Zamora).

Entre el resto de organizaciones, la Unión del Pueblo Leonés (UPL) ganó en Sariegos, con mayoría absoluta, y en San Andrés del Rabanedo, con seis ediles, donde debería elegir entre PP y PSOE, que empatan a cinco concejales para pactar. Por Ávila venció en la capital abulense, también a la espera de las negociaciones para convertir de nuevo alcalde a Jesús Manuel Sánchez Cabrera; IU lo hizo en Zamora; e irrumpe como novedad Sentir Aranda, en Aranda de Duero, con seis representantes, y que en principio deberá romper también el empate a cinco ediles entre ‘populares’ y socialistas, como ocurre en la ciudad del alfoz de León.

También obtuvo mayoría Independientes por Arroyo (IPAE), en Valladolid, que a pesar de lograr nueve concejales deberá buscar acuerdos de gobierno. En Aldeamayor de San Martín igualan a cuatro ediles Centristas y PSOE, que deberán dirimir el embrollo en busca de los apoyos de PP, Vox y Ciudadanos. Lo mismo ocurre en Laguna de Duero, donde socialistas y ‘populares’ empatan a seis concejales y se sentarán a partir de hoy a negociar para la futura investidura. Las variadas opciones son Vox (2), Podemos-IU (2) y Independientes por Laguna (que baja de siete a dos) y Por Laguna de Duero (2).

Los pactos de PP y PSOE

Así, el PP ha ganado en nueve de los diez municipios grandes de la provincia de Salamanca, en nueve de los 13 de Valladolid, en cuatro de los cinco que en Segovia superan los 5.000 habitantes, en tres de los cinco de Ávila, en tres de los 11 de León (donde menos apoyo ha recabado en este sentido), y en tres de los cinco de Palencia, aunque previsiblemente gobernará también en la capital junto a Vox. También venció en uno de los cinco municipios grandes de Burgos, concretamente en Briviesca (donde deberá pactar con Vox), pero gobernará también la capital con el mismo método. Lo mismo le sucede en Benavente (Zamora) y en El Burgo de Osma (Soria). En total, deberá buscar pactos con Vox en 12 de estos ayuntamientos.

Tampoco el PSOE lo tendrá fácil a pesar de ganar en 15 consistorios. Tiene garantizado el bastón de mando gracias a mayorías absolutas en Candeleda (Ávila), Medina de Pomar (Burgos), Soria y Almazán, pero debe pactar con otras formaciones al menos en Miranda de Ebro (Burgos), Bembibre, Villablino, Ponferrada y Valencia de Don Juan (León), Palencia y Venta de Baños (Palencia), La Granja de San Ildefonso (Segovia) y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

Además, existen dudas de qué puede suceder en Toro (Zamora), donde los socialistas han obtenido cuatro concejales y pierden la mayoría absoluta que tenía Tomás del Bien, quien tras su salida del partido formó ‘Nos movemos por Toro’ y le arranca tres ediles al PSOE. El PP consiguió cuatro y Zamora Sí irrumpe con uno. De momento, el exdirigente socialista ha comentado que no volvería a ser alcalde con pactos y avanza que el camino no será fácil.

Print Friendly, PDF & Email