El PP recibe el respaldo mayoritario de los castellanos y leoneses, con el 44,5% de los votos

Vox crece hasta el 10,5%, entra como cuarta fuerza ‘Se acabó la Fiesta’, con el 4%; Sumar consigue el 2,9 y Podemos y CS se desploman con el 0,8 y 2,3% de los sufragios
Celebración del Partido Popular de Castilla y León tras conocer el resultado de las Elecciones Europeas

Los castellanos y leoneses votaron hoy mayoritariamente al Partido Popular en las elecciones al Parlamento Europeo, en una jornada en la que los de Alfonso Fernández Mañueco obtuvieron el 44,5 por ciento de los sufragios válidos emitidos en la Comunidad, 472.175 votos, con el 99,6 por ciento escrutado. El PSOE fue la segunda opción política en votos, con el 30,4 por ciento de los sufragios, 322.504. Castilla y León fue el territorio con mayor porcentaje de voto al PP con La Rioja. Los populares arrasan en las nueve provincias.

Los populares desbancaron a los socialistas a la cabeza de las opciones políticas en la Comunidad, ya que el PSOE en 2019 fue la fuerza con más apoyos. El PP avanzó 14,4 puntos, con 64.005 votos más, mientras que el PSOE pierde 4,6 puntos y más de 151.760 apoyos.

Vox avanza hasta ser la tercera fuerza en la Comunidad, con el 10,5 por ciento de los votos, y gana 3,3 puntos, con 111.412 sufragios. Como sorpresa, entra como cuarta fuerza, la Agrupación de Electores ‘Se acabó la Fiesta’, del ‘influencer’ Alvise Pérez, con más del cuatro por ciento de los apoyos y 42.798 sufragios. Sumar se posiciona como el quinto partido, con 30.803 votos, el 2,9 por ciento.

Ciudadanos, que hace cinco años era la tercera fuerza, solo recibe el 0,8 por ciento de los votos, y pierde 14,2 putos. Podemos por su parte, que en 2019 era el cuarto partido por apoyos,, suma solo el 2,3 por ciento de los votos, y pierde 5,7 puntos.

El resto de fuerzas son residuales, Existe obtiene el 0,6 por ciento, o PACMA, el 0,4 por ciento, lo que supone perder cuatro décimas respecto a 2019.

La participación en Castilla y León alcanzó el 55,4 por ciento (1.068.869 votos), 9,07 puntos por debajo del 64,5 por ciento de 2019, cuando se celebraron también elecciones municipales y autonómicas, aunque el porcentaje es mejor que el de 2014, cuando se situó en el 45,2 por ciento.

Provincias

En la provincia de Ávila, el PP se mantiene como fuerza hegemónica, con el 49,3 por ciento de los votos, y gana 12,88 puntos; mientras que el partido Socialista baja 2,9 puntos, y logra el 26,1 por ciento. Vox se sitúa como la tercera fuerza política, con un 11,5 por ciento de los sufragios, y gana 3,6 puntos; y entra en cuarto lugar Se Acabó la Fiesta, con el 4,2 por ciento. La participación en la provincia abulense se situó en el 56,6 por ciento y cayó 14,5 puntos respecto al 2019.

Por lo que se refiere a la provincia burgalesa, el PP recupera su posición como primera fuerza, alcanza el 42,7 por ciento de los votos y crece en 15,6. El PSOE pierde 3,4 y alcanza el 31,2 por ciento, mientras Vox avanza tres puntos, hasta el 9,9 por ciento. También entra como como cuarta fuerza Se Acabó la Fiesta, con casi el cuatro por ciento. La participación se situó en Burgos en el 55,6 por ciento, con una caída del 8,5 puntos.

En la provincia de León, el PP también arrebata el liderazgo político al PSOE, con el 41,7 por ciento de los votos, que suponen ganar casi 15 puntos; mientras los socialistas caen 5,5 puntos, y alcanzan el 33,8 por ciento de los apoyos. Vox crece 3,7 puntos, hasta el 10,2 por ciento; y Se Acabó la Fiesta supera el cuatro por ciento. La participación se situó en el 52 por ciento, con un descenso del 6,9 por ciento.

En cuanto a la provincia palentina, el PP destrona al PSOE también, logra el 44,8 por ciento de los votos y sube 11,1 puntos; frente a un PSOE que pierde 3,3 y logra el 32,2 por ciento. Vox se instala como tercera fuerza, con el 10,5 por ciento, con 3,8 puntos más que hace cinco años, y Se Acabó la Fiesta también suma más del cuatro por ciento. El grado de participación se situó en Palencia en el 57,3 por ciento, con un desplome de once puntos.

La provincia de Salamanca sigue con el PP como fuerza hegemónica, con el 49,8 por ciento de los votos, con 15,08 puntos más que en 2019; frente a un PSOE con el 27,5 por ciento, que se deja más de cinco puntos. Vox ocupa aquí también la tercera posición, con el 10,1 por ciento, con un avance de 3,5 puntos; y Se Acabó la Fiesta, la cuarta, con el 3,6 por ciento. La participación asciende al 54,2 por ciento, con una bajada de 7,5 puntos.

En la provincia de Segovia se repite la victoria del PP sobre el PSOE, frente a lo que ocurrió hace cinco años, y los populares alcanzan el 45,6 por ciento, 14,6 más que en 2019, mientras que los socialistas pierden cuatro y se sitúan en el 28,7 por ciento. Vox avanza 3,4 puntos, hasta el 10,5 por ciento; y Se Acabó la Fiesta roza el 4,4 por ciento. La participación se situó en el 58,3 por ciento, 12,9 puntos menos que en 2019.

En cuanto a Soria, el PP recupera también el liderazgo y alcanza el 42,3 por ciento de los votos, con un avance de 13,3 puntos, mientras que el PSOE se deja 9,8, y recibe el 28,8 por ciento de los apoyos. Vox también aquí es tercera fuerza, con el 9,4 por ciento y una subida de 2,9 puntos, y la cuarta posición va para Existe, con el 8,7 por ciento. En este caso, Se Acabó la Fiesta es quinta fuerza con 3,1 de los votos. La participación alcanzó el 54,2 por ciento, 7,8 puntos menos que hace cinco años.

Valladolid, donde hace cinco años ganó el PSOE, vuelve a ser del PP, con un 42,6 por ciento de los votos y un avance de 14,9 puntos. Los socialistas pierden cuatro puntos y se logran el 30,4 por ciento de los sufragios; mientras Vox avanza 2,7 puntos, hasta el 11,2 por ciento; y Se Acabó la Fiesta suma el 4,5 por ciento de los apoyos. La participación en la provincia vallisoletana se situó en el 58,8 por ciento, con una caída de 9,6 puntos porcentuales.

Para finalizar, en la provincia de Zamora se repitió la victoria del PP y su retorno al liderazgo político, con el 47 por ciento de los votos, y un crecimiento de 15,2 puntos. El PSOE pierde 5,9 puntos, hasta el 30,4 por ciento; Vox gana 3,6, hasta el 10,2 por ciento; y Se Acabó la Fiesta asume el 3,3 por ciento. La participación fue del 51,8 por ciento, 9,9 puntos menos que en 2019.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *