Tras dar aprobación plenaria a la ordenanza no fiscal número 23 reguladora de los precios públicos de las escuelas deportivas municipales corrigiendo por tanto la irregularidad existente en el Ayuntamiento de Astorga desde hace años, décadas incluso, en referencia al cobro de las cuotas de los alumnos y tras leer las palabras del ex concejal de deportes me gustaría dejar constancia de algunas de las cuestiones que este concejal, el nuevo, ha tenido que hacer para arreglar lo que el anterior concejal, el viejo, dejo o no quiso hacer. Dice usted que le sorprende el tener que dar explicaciones sobre su gestión, permítame señor ex concejal de deportes que le diga que le agradezco que rápido y veloz haya salido a dar respuesta pero debo decirle que me sorprende que sea usted capaz de reconocer públicamente el uso del dinero de las cuotas y su forma de “gestionarlo”, pensé que sería algo más prudente, imagino que no será consciente de lo que implican sus palabras. No obstante manifestarle que mi único fin es arreglar sus irregularidades en beneficio del deporte local pero desde luego no voy a hacerlo sin darle un tirón de orejas por su forma de “gestionar”.

Habla usted de las escuelas, de los monitores, de las escuelas por delegación. Creo sinceramente que en este tiempo debe haberse olvidado de todo pero no se preocupe, intentaré refrescarle la memoria:

1. Las escuelas municipales cuentan con una ordenanza que regula sus precios desde que este concejal, el nuevo, tuvo que tomar posesión del cargo de concejal de deportes. Usted durante todos estos años, seguramente por su gran experiencia, ha estado gestionando las escuelas sin regulación, sin ordenanza, sin precios públicos… sin nada.

2. Evidentemente usted contó con monitores, monitores que jamás estuvieron en plantilla del ayuntamiento y que seguro son los únicos que no tienen culpa de nada. Por no contar que eso de estar dados de alta ¿para qué? por no hablar de ¿Quién realizaba la selección de personal? ¿Qué prueba de acceso público se realizaba para su elección? Seguramente entienda perfectamente por donde voy. Pues con esto se encontró el que le habla, el nuevo, y ha sido el nuevo el que ha tenido que realizar el pago atrasado a los monitores de su última legislatura, el que ha tenido que realizar procesos públicos de contratación, el que ha conseguido que por primera vez los monitores sean personal laboral del Ayuntamiento, es decir, el único que lo puso todo en regla, a pesar de ser el nuevo. Quizás es que lo nuevo a veces, y solo a veces, sea remover lo viejo, con lo que eso supone. Nada voy a decir sobre su brillante honradez de reconocer que el dinero de las cuotas servía para “compensar” parte de su labor. Quizás el lector de estas líneas deba saber que cuando un precio público se cobra, ese dinero no es gestionado por el concejal de área sino que se une a una cuenta de ingresos general que ni usted podía ni yo puedo gestionar. ¿Cómo podía entonces con ese dinero “compensar” parte de esa labor?… que cada uno saque sus conclusiones.

3. Me habla de escuelas por delegación, efectivamente, la escuela de atletismo la delegó tanto que se tuvo que marchar a otro municipio. Por cierto, escuela que desde el día que el nuevo pisó este ayuntamiento volvió a Astorga y cuenta ahora con un convenio de colaboración. Señor ex concejal de deportes, sea usted prudente y déjeme arreglar sus irregularidades sin su ayuda, lo prefiero.

No obstante, tratando de ayudarle y aconsejarle lo mejor para todos, le informo de que yo no dudo de su honradez y su honestidad, lo que le digo es que su forma de gestionar las cuotas era irregular (cuestión reconocida en el pleno del pasado 14 de Junio por su compañera la Sra. Victorina Alonso), por no usar otro término, lo demás lo ha contado usted solo, por algo será. Lo que este concejal, el nuevo, está intentando es poner en regla el deporte local e intentar que los concejales que lleguen después no se encuentren un panorama tan desolador como el que se encontró el que le escribe, el nuevo.

 

Javier Guzmán

Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Astorga.