El Gobierno de Cataluña echaba finalmente este uno de octubre su anunciado pulso con el gobierno español abriendo sus colegios electorales. El referéndum por la independencia de la comunidad autónoma se ha intentado llevar a cabo. Guardia Civil y Policía Nacional han tenido que intervenir en multitud de colegios ante la pasividad de los Mossos d’Escuadra  que no impidieron la votación.

Enfrentamientos e irregularidades en las urnas

La inacción de la policía autonómica catalana, con órdenes de impedir el acceso a los colegios y de retirar las urnas, hizo necesaria la intervención de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. En diversos puntos de Cataluña, como en Barcelona, Lleida y  Girona se han producido momentos de gran tensión y enfrentamientos entre independentistas y los cuerpos de seguridad del estado. El Govern de Cataluña eleva a más de 700 los heridos y contusionados derivados de los disturbios.

Ante la toma de algunos colegios y la retirada de las urnas de los mismos muchos votantes, incluido el propio Puigdemont, han tenido que votar en otros centros. Sorteando las reglas, el Govern declaró a primera hora de la mañana el censo universal, mediante el cual se podía votar en cualquier colegio, valiendo las papeletas fuera de sobres o impresas en casa. Con estas irregularidades fueron muchos los catalanes que pudieron votar varias veces en diferentes colegios.

Declaraciones de Rajoy al finalizar la jornada

El presidente del Gobierno se dirigía a todos los españoles a través de los medios para comunicar su apoyo a los catalanes que no participaron en el desafío independentista: “Quiero significar ante toda España que la gran mayoría del pueblo de Cataluña no ha querido participar del guión de los secesionistas, eso es algo indiscutible. La gran mayoría de los catalanes han demostrado que son gente de ley en el más noble sentido de la expresión”, explicaba. “Han dado pruebas de un gran civismo, han sabido resistir el embate de las peores prácticas populistas”. “Todos los españoles valoramos su actitud”. “Los responsables son única y exclusivamente quienes han promovido la ruptura de la legalidad. No busquen más culpables, no los hay”, sabían que el referéndum era ilegal, improcedente e imposible”. “Hemos sido un ejemplo para el mundo porque ha prevalecido la democracia y se ha respetado la constitución”, finalizaba.