La Banda de la Escuela Municipal de Música de Astorga ofreció este viernes el concierto de fin de curso en la entrada al Pabellón de Rectivía. El calor acompañó el recital, no obstante, la sombra y la música ayudaron a hacer un concierto ameno y muy variado que disfrutaron todos los presentes.

La agrupación, dirigida por el profesor Abraham González, comenzó con la obertura Es vedrá, composición que José Alberto Pina escribió a petición de la Banda Municipal de Sant Josep de sa Talaia (Ibiza). A continuación, los estudiantes interpretaron otra obra del mismo compositor, una divertida pequeña obertura compuesta especialmente para banda juvenil titulada Gangster’s Scenes.

La Banda de la Escuela interpretó Suite on Russian Dances, una suite en tres movimientos compuesta por Terry Kenny. Los músicos dan a conocer un poco de la música rusa a través del compositor. Del animado movimiento primero de Rondo, pasamos al lento Romance para finalizar con el movimiento ágil Trepak.

El programa siguió con la obra The Blues Factory, de Jacob de Haan, una obra perfecta para los amantes del blues. El compositor neerlandés, añade mucho viento metal a esta obra. PAra finalizar, la Banda de la Escuela interpretó dos obras de David Rivas, ¡De Fábula!Mi nuevo amigo, esta última como “propina” para el público asistente que llenó las sillas y las gradas para escuchar a estos músicos.

El próximo lunes se reanudan las audiciones de fin de curso de la EMMA.