La bandera nacional ondea renovada en la rotonda de la Eragudina. El Regimiento de Artillería Lanzacohetes nº 63 del Acuartelamiento Santocildes y el Ayuntamiento de Astorga han organizado este miércoles un Homenaje con motivo de la celebración mañana de la Fiesta Nacional. La bandera, compromiso del Ralca 63 con la ciudad y la sociedad astorgana, ha sido sustituida por una nueva enseña. Se trata del segundo acto, en esta ocasión con marcado carácter institucional, para reforzar los actos “por la unidad de España” en la ciudad.

El acto estuvo presidido por el teniente coronel jefe accidental del Ralca 63, Francisco Escalante Martínez, y el alcalde de Astorga, Arsenio García Fuertes. Durante el homenaje tres militares y tres civiles portaron la enseña hasta el mástil. En representación de la sociedad civil astorgana llevaron la bandera el presidente de la Cámara de Comercio, Juan Carlos Fernández, el presidente de la Junta Profomento, Ángel Ventura, y el concejal de Deportes, Javier Guzmán.

El evento castrense comenzó con la revista a la Unidad por parte del teniente coronel Escalante. Tras ello, se procedió al tradicional saludo a todos los asistentes y se dio paso a la lectura de efemérides de la bandera nacional, enseña que nació en la época de Carlos III para uso naval por la que optó el monarca pues los colores rojo y amarillo eran muy vistosos en el mar. Con la explosión del sentimiento patriótico durante la Guerra de Independencia, los ciudadanos pasaron a portar los colores que se instalaron definitivamente en época de la reina Isabel II.

La llegada de la I República no modificó la bandera, aunque retiró los emblemas monárquicos a la misma. Desde 1981 el escudo y los colores toman el aspecto actual, se mantienen los colores de las franjas y se optó por un escudo parecido al de la II República, pero con una corona en lugar del castillo en la parte superior y se añade el emblema de los Borbones en el centro. El acto prosiguió con el izado de la bandera ál son de las notas del himno nacional y el desfile que puso punto final al acto.