Llega el otoño y pronto el frío. Es tiempo de filandones. La Asociación Cultural Rey Ordoño I, Amigos de la Cepeda está solicitando voluntarios para participar en un proyecto que recupere la antigua tradición del filandón, para realizar algún encuentro en distintos pueblos, “en esta época en la que el frio y la despoblación hacen que nuestros lugares necesiten el calor de la amistad y la tertulia”, señalan desde la agrupación cultural.

El filandón es la tradicional velada se hacía antaño en las noches frías de las casas cepedanas. Cuando la televisión aún no “aislaba y enajenaba” al personal. Tras las cenas la gente  se reunía al amor de la lumbre en veladas, donde se charlaba, reía, se contaban historias de viajes, de lobos, de tesoros, tragedias y leyendas.

El nombre de filandón se origina debido a que en aquellas horas, en torno al hogar, las mujeres hilaban la lana o hacían alguna labor textil, y los hombres a veces también asaban castañas o realizaban alguna tarea manual, “aunque nada más fuera la de servir una copa de orujo”.

Desde la Asociación Cultural Rey Ordoño, Amigos de la Cepeda, intentarán recuperar esta tradición. Por tanto, todas las personas que deseen participar deberán enviar un correo electrónico a correo@tomasalvarez.com, e indicar en qué pueblos se quiere llevar estos encuentros. “Queremos restaurar el filandón tradicional; no ese otro de diseño que es más parecido a una mesa redonda o un congresillo. Queremos filandones abiertos, participativos y amigables”.