Num: 2859 | Domingo 16 de enero de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Ángel María Fidalgo: «Astorga ha sido una referencia fundamental en la historia del periodismo español»

El periodista maragato habla en esta entrevista sobre su último libro ‘La Luz y la familia Fidalgo, una saga astorgana de periodistas’, el periodismo actual o sus próximos trabajos

Imagen de archivo

El maragato Ángel María Fidalgo tiene nuevo libro. ‘La Luz y la familia Fidalgo, una saga astorgana de periodistas’ es una publicación en la que el reconocido autor cuenta la historia del famoso periódico astorgano ‘La Luz’ y de su familia, ya que considera que es el más adecuado para contarlo por el conocimiento directo que posee.

Entre presentación y presentación, ha tenido un hueco para hablar con Astorga Digital sobre esta nueva entrega, el periodismo actual o sus próximos trabajos.

Antes de que nos cuente un poco sobre su nuevo libro, quería preguntarle ¿por qué ha decidido sacar esta publicación a la luz ahora y no antes?

Lo saque este año porque la pandemia dejó a mucha gente aislada. Yo estaba en un pueblo de la Maragatería, en Lagunas de Somoza, y en principio estaba preparando algo sobre este tema pero para una simple conferencia. Pero luego como tuve acceso a fuentes documentales y a ejemplares del periódico que para mí eran desconocidos pues la cosa fue creciendo hasta convertirse en un libro, y que al final, lo confieso, no sé si con falsa modestia, me siento muy orgulloso porque me ha quedado una obra redonda y además creo que era necesario que lo publicara.

¿Cree que ‘La Luz’ y su familia necesitaban este homenaje?

Por una serie de circunstancias, en Astorga el protagonismo periodístico ha tenido un reparto desigual y considero que la obra que hizo mi familia con ‘La Luz’, que fue decano en la prensa astorgana no tuvo el protagonismo, el conocimiento ni el reconocimiento que tenía que haber tenido por parte de muchos astorganos. Consideraba que era una obra que tenía que hacer para recuperar ese trabajo y también para reivindicar la memoria de lo que fue ‘La Luz’ de Astorga y los miembros de la familia Fidalgo durante muchos años, desde que Domingo Fidalgo la pusiera en marcha en 1892.

Como muchas cosas en la vida, a veces para valorar tiene que pasar tiempo, las cosas se tienen que sedimentar para darle la dimensión y la importancia que tienen. Lo que he percibido a la raíz de la presentación del libro, y por lo que me dice mucha gente, como el alcalde, Juan José Alonso Perandones, están de acuerdo conmigo, ya que él reconoce que Astorga estaba en deuda con ‘La Luz’ y mi familia.

Bueno, y ahora sí, cuéntenos, ¿qué nos vamos a encontrar en ‘La Luz y la familia Fidalgo, una saga astorgana de periodistas’?

Pues lo que os vais a encontrar es cómo era el periodismo que se hacia entonces, muy diferente del que se hace ahora. Un periodismo mucho más cercano, con un lenguaje muy particular y también muchas anécdotas que llaman la atención. Además, junto a la evolución del periódico, aporto la historia de la imprenta en Astorga, ya que la ciudad ha sido una potencia en este sector económico, pues durante un tiempo tenía más relevancia que la propia capital de la provincia. 

Las imprentas eran unos establecimientos muy singulares, ya que en la de mi abuelo además de vender objetos de escritorio, papelería…en un momento dado, cuan era la variedad del género que hasta llegó a vender ataúdes y hábitos para muchas cofradías y hermandades, en aquel momento todo valía.

Desgraciadamente, la capital ha tirado para arriba y Astorga para abajo en todos los sectores, y también en el de la imprenta. Hay que tener en cuenta que en la ciudad maragata la imprenta estaba vinculada a la edición y publicación de periódicos y estos poco a poco fueron desapareciendo, además de que la actividad industrial ha ido a menos…y evidentemente las imprentas van perdiendo fuelle.

He de decir además que en la bimilenaria, durante muchos años, coexistieron los periódicos ‘La Luz’ y ‘El Pensamiento Astorgano’. Periodísticamente, Astorga ha sido una referencia no solo a nivel provincial sino a nivel nacional, porque una ciudad con esos habitantes que tuviera la producción y mantuviera la capacidad de mantener tantos medios es de reconocer. Astorga ha sido una referencia fundamental en la historia del periodismo español.

Actualmente, la ciudad también cuenta con bastantes medios de comunicación

El que tuvo, retuvo, y tenemos un poso cultural e intelectual que otras ciudades próximas no lo tienen. Hemos sido una potencia cultural, que se mantiene y cultiva aún, y sigue teniendo mucho gancho.

Tiene un patrimonio histórico artístico muy importante, unas sinergias que hace que Astorga siga siendo un ejemplo desde el punto de vista cultural en muchos aspectos.

¿Cuál es la principal diferencia que encuentra entre el periodismo de aquella época y el de la actual?

Yo creo que principalmente los propios contenidos, el tipo de informaciones. Te imaginas ahora una noticia de un político, que haya realizado una buena gestión, que sea recibido con música o gallardetes. Eso no nos lo imaginamos hoy en día pero ocurrió.

Creo que la información política en el panorama nacional posee una creciente radicalización. Los medios se posicionan más allá de lo que se debe, y eso al final también se proyecta en la sociedad. Afortunadamente,  creo que hay temas que interesan a la gente más que la política, como las noticias más cercanas y más humanas.

¿Cree que se hace buen periodismo actualmente?

De todo hay en la viña del señor, como siempre. Pero de todas maneras, en términos generales, sí se hace buen periodismo. Además ahora hay profesionales más formados de lo que podían estar antes y eso redunda en una mejoría de la calidad del trabajo periodístico 

Cuéntenos alguna anécdota interesante de su libro 

Pues mira, para que veáis la gran carencia de medios que teníamos en aquellos tiempos. Recuerdo que mi tío Ernesto Fidalgo, que fue el que se hizo cargo durante una amplia etapa del periódico hasta su fallecimiento, venía a comer a mi casa y como no tenía otro sistema para conocer la actualidad, durante el parte de RNE, nos teníamos que callar todos durante la comida y tomaba notas de lo que decía la radio para pasar las últimas noticias. Eso muestra la escasez de medios y la heroicidad y sacrificio del periodista de antaño en Astorga.

Hablando de Astorga, usted fue este 2021 pregonero en las fiestas, algo por lo que ha mostrado su satisfacción, ¿qué le transmite la bimilenaria?

Me transmite paz, recuerdos, añoranzas…en León se me conocen por ‘el pesadito de Astorga’ porque siempre que puedo hago valer la ciudad porque tenemos muchos valores y lo que representan. Siempre digo que ‘Dios esta en todas partes pero se manifiesta en Astorga’. Yo la paseo, la vivo, el alma se serena y espíritu se llena aquí. No tengo palabras adecuadas para explicar lo que me da y aporta.

Para mí dar el pregón este año en fiestas y ser pregonero de la Semana Santa han sido dos hitos muy importantes. Yo soy profeta en mi tierra y que me lo agradezcan eso para mí es mi mayor patrimonio y es de lo que puedo presumir, del afecto, cariño y proximidad de los vecinos, eso tiene un valor incalculable.

¿Tiene algún nuevo proyecto en mente tras su último libro?

No sé si me atreveré a sacarlo al final pero bueno, durante muchos años fui jefe del Departamento de Prensa de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y he conocido mucha gente. Empecé con Isabel Carrasco y he tratado a muchos personajes.

Tengo apuntes, estoy haciendo cosas, pero hay personajes que han hecho tonterías y que no han estado a la altura. Estoy escribiendo y los estoy tratando con cariño, porque a estas edades te vuelves más afectivo. Les estoy haciendo retratos y recuperando lo que fue mi trabajo a su lado en clave de humor y afecto pero no todos salen bien parados. No sé si me atreveré a sacarlo porque todo esto tiene nombres y apellidos.

Eso sí, creo que hay que desenmascarar a los personajes de cartón piedra que van hinchados y luego debajo hay nada o muy poco. La gente debería saber lo que hay detrás de las apariencias demasiado amistosas pero de poca sustancia.

Print Friendly, PDF & Email
© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.