El organismo humano reacciona de forma exagerada cuando se le ataca con mucha agresividad o cuando sin ser eso cierto a él, al organismo, se lo parece, porque está enfermo. Y la  respuesta desproporcionada genera a veces más patología que el propio problema. Es la molesta, incómoda, irritante, a veces insufrible y en ocasiones mortal, alergia.

 

Viene esto a colación por la reacción exagerada que  la petición de una Comisión Informativa presentada reglamentariamente en el Ayuntamiento de Astorga por el Grupo Municipal Socialista ha generado en el grupo PP/PAL.

 

Y solo queremos señores del Equipo de Gobierno que se nos explique-no solo a nosotros, a toda la ciudadanía- lo que ha pasado en el matadero Municipal de Astorga. Que es su obligación y además el alcalde se había comprometido a hacerlo.

 

Y eso pone tan nerviosos al Grupo de Gobierno y a sus socios del PAL-ul que no solo dan una rueda de prensa para atacar a los peticionarios, mintiendo con un descaro insultante, sino que llaman al primo de “zumosol” para que escriba una editorial descalificando lo que cualquier buen periodista y ciudadano demócrata alabaría: la petición de claridad informativa,  el conocimiento de los hechos, su desmentido o al menos su explicación.

 

Y todo debido a la desarticulación y detención de una trama mafiosa alrededor del sacrificio irregular de caballos en varios mataderos, entre ellos el nuestro; información negativa para la ciudad que no ha generado el Grupo Municipal Socialista sino hechos muy graves publicados en toda la prensa nacional.

 

Y hay que salir a desmentirlos o a dar explicaciones-así se lo pedimos al alcalde. Pero no, aquí se oculta todo y eso -el oscurantismo y la opacidad- señores del PP/PAL, solo hace que fomentar las sospechas y crear incertidumbre.

 

Esa reacción tan fuera de lugar, pone de manifiesto además un grave problema de salud orgánica en la Institución que ustedes presiden: alergia a la comunicación y a la trasparencia.