El presidente de la Junta Vecinal de Iruela, pedanía del ayuntamiento de Truchas, estuvo citado para declarar ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga este martes 11 de abril, tal y como ha informado a este medio el querellante, Francisco Cañueto. El Presidente de la Junta Vecinal, Inocencio García Rodera, y el secretario de la misma, Laureano Carrera Rodera, se presentaron ante la magistrada “investigados por un presunto delito de prevaricación administrativa y/o falsedad documental”, tal como señala el auto.

La imputación, explica Cañueto, tiene su origen en una controversia que dura más de 16 años, “por un tema de aprovechamiento de pastos, entre la Junta Vecinal que preside el imputado, con un ganadero de la localidad recientemente fallecido, al que la Junta Vecinal pedía una indemnización de 74.763,35 euros y una condena de 3 años de cárcel, por haber tenido pastando su ganado en los terrenos propiedad de la Junta Vecinal y en las fincas de particulares durante 5 meses, entre el 1 de enero de 2012 al 31 de mayo de 2012”.

En su querella, Cañueto, hermano del ganadero fallecido el pasado mes de febrero, acusa al presidente de la Junta Vecinal de expedir un documento público “en el que los propietarios de tierras en Iruela declaran por unanimidad en 1999 y 2007 ceder sus tierras a la mencionada Junta Vecinal para hacer uso del suelo”, documento que Francisco Cañueto declara que él no acordó en ningún momento, y que el presidente utilizó en la causa contra el ganadero fallecido.

Por su parte, el acusado no ha querido dar declaraciones al respecto, hasta que no se emita un resultado a través del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Astorga.