En casi todos los eventos festivaleros de cierto calado cultural y en varias cosas más lo puedes ver. Es un señor más bien “fuerte”, lo que no es calificativo cariñoso de “rechoncho”. Con bigotito canoso y sus inseparables gafas.

Cámara en ristre, todo el que no le conoce cree que es una de estas dos cosas: o una persona mayor aficionada a la fotografía o un free lance de algún medio de comunicación con el que colabora habitualmente. Pues no. No es ninguna de esas dos cosas. Julián Mariano es un astorgano amante de la ciudad y sus gentes, y esa querencia la trasmite en cada instantánea, antes en analógico ahora en digital.

Su verdadera profesión es representante de helados y otros derivados. Cartera clásica y por la que le conoce medio mundo de la hostelería. Amante de la juerga siempre se ha entregado, dentro y fuera, al Sábado de Piñata astorgano.

El pregonero del Carnaval de este año en Astorga es apolítico. Aunque guarde para sí sus preferencias. A él lo que le gusta es difundir ‘Astorga Preciosa’. Sus perfiles en redes sociales conforman una red de amigos por todo el mundo con temática astorgana y especialidad cultural “del pueblo y para el pueblo”. Bien podría dar lecciones de community manager a más de un milleniam.

¡Bravo por él!