“Era una antigua e insistente reclamación de seguridad del municipio de Villarejo de Órbigo y ya es una realidad”, indican desde el ayuntamiento de Villarejo de Órbigo. Han concluido ya las obras de una rotonda de nueva construcción en la carretera general LE-420 en Veguellina, “que soluciona con una sola glorieta el peligroso cruce a esta localidad, a Villarejo de Órbigo y a Estébanez de la Calzada, regulando de manera ordenada el mucho tráfico de las seis calles que confluían a este punto”, aseguran.

La consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León cumple, de este modo, el “compromiso oficial” adquirido con el Gobierno autonómico de asumir este proyecto, “que ha permitido la inversión de unos 140.000 euros en la ejecución de esta confluencia y numerosas mejoras en el entorno urbano”.

El alcalde del ayuntamiento de Villarejo de Órbigo, Joaquín Llamas, se congratula de “conseguir en un tiempo récord que sea ya hoy una realidad un proyecto de legislatura, que redunda directamente en la seguridad y la calidad de vida de nuestros vecinos”, como de todo aquel que transite por estas carreteras.

La rotonda hace realidad una “solución ordenada” a un problema y una reclamación que se llevaba planteando desde hace casi dos décadas. En ella confluyen la carretera autonómica, en sentido N-120 y autopista AP-66, así como sentido La Bañeza, otras calles diferentes, dos de ellas los accesos por carretera a las localidades de Villarejo y Estébanez de la Calzada y otras dos a viales de la localidad de Veguellina.

La ejecución del proyecto fue anunciado de manera formal durante la celebración de la Feria Multisectorial y del Ajo de Veguellina el pasado 16 de julio por el consejero de Fomento, con un plazo de cuatro meses desde el inicio de las obras que se ha cumplido y que estos días se ha rematado con mejoras de señalización y visibilidad.

Debido al proyecto, “y a la cesión de terrenos acordada en Pleno en su día”, la zona y sus viviendas se han visto “muy mejoradas” con nueva urbanización, además de ponerse al día diversos servicios públicos y disponer de nuevo mobiliario e iluminación para este conflictivo punto.