El problema en la expedición de billetes de tren en la provincia de León no se ha acabado del todo con el compromiso de Renfe y Adif de reinstaurar la venta de tiques en algunas estaciones en las que había anunciado la intención de dejar de comercializarlos, señalaron este miércoles fuentes municipales de Villarejo de Órbigo, después de que el ayuntamiento haya detectado lo que califica como una “maniobra” que ya denunció públicamente hace más de un año; “una estrategia que consiste en no cobrar a los usuarios del ferrocarril desde la estación de Veguellina de Órbigo los billetes cuando viajan bien dirección León o dirección Astorga”, indican desde el ayuntamiento.

El consistorio de Villarejo ha confirmado, señalan en la nota, que son numerosos viajeros cada día los que no sólo no pueden adquirir su tique en la propia estación de Veguellina sino que, incluso, los que pretenden hacerlo ante el revisor en sus viajes no consiguen localizarlo, de manera que no se contabiliza en modo alguno su viaje realizado.

Ante esta situación, el alcalde de Villarejo de Órbigo, Joaquín Llamas, ha remitido por segunda vez en dos semanas un escrito al presidente de Renfe, Juan Alfaro Grande, en el que censura este tipo de actuaciones que “conllevan un engaño a la hora de emitir estadísticas de viajeros”, y lo hace porque de momento no ha recibido respuesta de ninguna clase por parte de la operadora ferroviaria.

Llamas apunta que esta ‘falsa estadística’ ya fue empleada “a traición y con evidente mala intención” cuando hace más de un año se decidió suprimir la parada del AVE Ponferrada-León de primera hora de la mañana. Un recorte drástico que inicialmente las compañías justificaron por el bajísimo nivel de viajeros desde Veguellina, dato que se demostró “totalmente falso”. Sólo manifestaciones masivas, como la que congregó a casi 2.500 personas en Veguellina o varios cientos en León, pusieron fin a aquellos dañinos recortes.

Sin embargo, quienes hacen un esfuerzo por abonar sus billetes no pueden desembolsar su precio y así contabilizar su viaje como realizado. Por eso, ante los “perjuicios importantísimos” que podría acarrear la situación, el regidor insiste ante Renfe a que ponga fin a esta situación y anuncia que intensificará las peticiones si la compañía persiste en no poner una solución inmediata.