El arqueólogo municipal de León, Victorino García Marcos, presentó este jueves en la Ergástula del Museo Romano la conferencia “Cívitas y Castra. Asturica Augusta y Legio en los albores de su historia“. El 18 de mayo se celebró el Día Internacional de los Museos, al que el Museo Romano de Astorga se vinculó a través de esta conferencia sobre el pasado romano y cómo de un nacimiento similar salieron dos núcleos completamente diferentes.

García Marcos, que ha trabajado tanto en León como en Astorga, señaló que fue precisamente en la Bimilenaria donde comenzó su “andadura” en el mundo de la arqueología, así como algunos “de los mejores momentos” a nivel profesional. El experto explicó los orígenes que dieron lugar tanto a Asturica Augusta como a Legio, dado que ambas nacieron como campamentos romanos tras las guerras del imperio con cántabros y astures.

“Octavio César llegó a desplegar hasta 70.000 hombres en la zona, a través de 17 legiones y las unidades auxiliares que apoyaban a las legiones”, señaló el arqueólogo. De igual manera enmendó el error de creer que los campamentos romanos eran de planta rectangular como un naipe, e indicó que en esos primeros momentos “los campamentos eran irregulares, hechos enteramente de madera y muy parecidos a los fuertes del Lejano Oeste que hemos visto en las películas”.

A continuación pasó a describir las diferencias que se produjeron hacia finales del mandato de Austo, ya que “Astorga inició su andadura como ciudad y Legio mantiene su estatus castrense”. García Marcos apuntó que probablemente fue el aprovechamiento de las vetas auríferas lo que mantuvo a las legiones situadas en estos enclaves. De igual manera ofreció una visión detallada tanto de la evolución de Legio dentro de la muralla y los diferentes puntos que se han encontrado en las excavaciones arqueológicas y se detuvo a explicar las dimensiones de las termas legionarias, sobre las que ahora se asienta la catedral gótica de León, dado que “cuando el rey asturiano Ordoño I conquistó la ciudad, las convirtió en palacio real, el primer palacio de los reyes asturleoneses”.