Desde este nuestro Mirador, es notoria, la jugada política y social que los Gobiernos diseñan. Premeditadamente, con miras a ser el amigo del chico fuerte, con ello, no quedarse sin el trozo de pastel tan deseado. Esta semana nos ha correspondido ver en nuestra propia esencia a nuestro Señor Presidente, interactuar telefónicamente con el Señor Presidente Norteamericano.

Especulaciones aparte. ¿Que pueden haberse contado el Uno al Otro y viceversa? Lo propio es que todo ello quede en Secreto de Estado, fuera aparte, lo que cada Gabinete de Prensa considere viable y oportuno comunicar a la Opinión Pública de cada Estado.

En otro tiempo no muy lejano, nuestro entonces Presidente Jose-María Aznar haciendo un alarde de amiguismo, fuera del marco europeo, pactó con los respectivos Jefes de Estado de los Estados Unidos: George W. Bush y del Reino Unido: Tony Blair, con la presencia de Joâo Durao Barroso Primer Ministro de Portugal en aquel Acuerdo de Las Azores para iniciar un ataque contra Iraq y derribar el régimen de Sadam Hussein. Pocas veces nuestros gobernantes han sabido tener los pies dentro del tiesto que correspondía en cada momento.

Ahora décadas a posteriori, cuando a la Presidencia de la Súper Potencia llega un ciudadano que ha salido elegido Presidente, con características partidariamente alborotadoras, sobra tiempo a nuestros gobernantes para doblar la cerviz ante el Gigante USA. “Fincando rodilla en tierra” hace un ejercicio de humillación y pleitesía tan bochornoso como inapropiado de “mediador” ante La Europa Unida, Africa, e Iberoamérica.

Por favor! No seamos quijotescos. Ni tan siquiera somos alguien que podamos presumir de una Potencia Económica, Social o Política acomodada. Alguien quien se haya hecho respetar por la calidad de sus gobernantes. Un País que estamos en un vagón de cola: Anestesiados por una disminución del poder adquisitivo de sus ciudadanos.

En una situación caótica en tanto en cuanto los escándalos económicos, desfalcos y trapisondas dinerarias se extienden en esta Piel de Toro de Norte a Sur y de Este a Oeste. La invasión de los Eres en el mundillo laboral. Implantación de una Reforma Laboral degradante. Derechos Laborales aniquilados. Seguridad Social depreciada y devaluada en fondos y calidad técnica, caminando a una privatización galopante. Cuestión de menos tiempo de lo que algunos creen.

Las exiguas arcas de los Fondos Estatales depreciadas y menospreciadas a cargo de los precarios cotizantes con contratos depravadamente extraviados en una temporalidad de expresión mínima. Contratos de Temporalidad “indefinida” con los que se justifican Gobierno y La Gran Empresa. Mientras los Autónomos, y con ellos la Pequeña y Mediana Empresa sobreviven la época de horas más bajas que la Historia Económica de nuestro tiempo ha conocido.

Este país de “la piel de toro” se había consolidado una Clase Media acomodada, seria y estructurada con un nivel económico óptimo. Herencia o resultado de un boom económico proyectado en décadas de carestía social y económica. Donde los Derechos y Libertades habían sido conseguidas por la generación de los hijos de la posguerra.

Esa clase Media ha sido aniquilada, apareciendo al principio de “la crisis económica de principios del Siglo XXI” un nuevo y definitorio escalafón social Los Mileuristas. Un escalafón donde muchos supervivientes ya no superan los mil euros. Aparecen aquellos que su sustento sobrevive con sueldos de tres cifras en un mercado laboral donde las opciones de conseguir un puesto laboral es harto difícil por no calificarlo de imposible.

 

 

Un conjunto humano: Preparado, sin experiencia, deseosos de iniciar una vida laboral, crear una vida familiar, disponer un entorno personal admisible, con estudios y formación se ven abocados a una derrota incierta y a establecer un rumbo indefinido soportado por padres y abuelos las mas de las veces Pensionistas que han de mantener a dos generaciones en su hogar con una exigua pensión de jubilación.

Estamos manteniendo una Sociedad debilitada en un baile desacompasado, como titiriteros que movemos a los títeres con hilos finos y quebradizos. Llega el momento de que pisemos con pies de plomo: Desde los Políticos a los Ciudadanos de menor poder adquisitivo. Si por desgracia, la soga social se rompe nadie venga a pensar que va a existir la posibilidad de arreglar el desaguisado en un plazo corto de tiempo.

Llevamos observando a los señores Economistas y Sociólogos que analizan y concluyen en sentencias que a corto plazo no han venido a paliar el mal que consigo ha traído la Crisis Económica. Una Crisis Económica, que viene constituida por una aglutinación de minicrisis, de batacazos sectoriales, una impronta de contratos laborales degradantes, una lluvia de ERES laborales avalados por el consumismo de prestaciones de desempleo de forma desbordante que han llevado a decenas de miles de trabajadores en nuestro País al desempleo sin prestación económica de ninguna clase.

Un país que se ha tolerado, permitido y se ha apoyado por los estamentos estatales la presentación indiscriminada de la Suspensión de Pagos y la entrada en el vicio del Concurso de Acreedores de Empresas que eran el soporte social y económico de regiones, provincias y comarcas de forma dolosa con la existencia de unos entes sindicales maniatados y amordazados que han sido subyugados social y laboralmente. Anulados de raíz con una reglamentación laboral que ha servido para exterminarlos y dejar al albur a la clase trabajadora con el desamparo de unas reglamentaciones laborales humillantes.

Va tiempo que hemos intentado vislumbrar nuevo horizonte y realidad a esta Sociedad a la que han conducido a una situación de decadencia y de mínima calidad. Hemos tenido la oportunidad de leer y ver textos de economistas, teorías economicistas contemporáneas, donde se pueda vislumbrar un atisbo de un resultado que se pueda proyectar como una vía alternante para dar “posible solución” a esta Crisis Económica y Social que nos domina y a la vez nos asfixia.

En cierta ocasión y aún no había hecho realidad la Crisis, tuve la oportunidad de observar en el texto expuesto por un científico donde venía a expresar que “Las Crisis” son períodos cíclicos en el existir de la Humanidad. Después de una fase de hundimiento, la Sociedad, provoca un crecimiento. Una etapa en el desarrollo y progreso social cuantiosa, como desproporcionada, con respecto a las etapas anteriores. En este caso, ha provenido La Crisis después de una fase de lanzamiento y crecimiento Social y Tecnológico-Industrial.

Ciertos economistas han venido a “afirmar de forma sesuda” que la recuperación social y económica de esta Crisis podremos estar hablando un período de unos veinte años aproximadamente. Sea como fuere, en nuestro país la recuperación social y económica no podemos augurar cuantos años tardará en restablecerse un relativo bienestar socio-económico. Son muchos factores negativos los que han incidido en el enraizamiento de esta situación de crisis. Lo que si es cierto es que gobierne quien gobierne, en vez de mirar para afuera, lo que hay que hacer es ordenar nuestra casa de forma lógica, legal y eficiente. Esas miras llevarán a cabo un nuevo estatus social y económico que hará más productivo el existir en nuestras regiones, provincias y comarcas.