Hospital de Órbigo es hoy un poco más verde aún y de paso un poco más concienciada desde las raíces sobre el cuidado de la naturaleza. Y lo es gracias a que hoy 10 niños de Primaria de este municipio leonés han cumplido con la tradición impulsada por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) Ramón y Cajal del Colegio Rural Agrupado de Hospital de Órbigo de plantar un ejemplar de árbol por cada uno de ellos.

Cinco años echando raíces

La divertida e instructiva actividad se celebra por quinto año y con estos de hoy, que se han ubicado junto a los depósitos del pueblo de Puente de Órbigo, suman ya 40 los ejemplares totales plantado por los escolares de Primaria, con la extraordinaria ayuda de sus familias.

La actividad cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Hospital de Órbigo, que no sólo dispone el terreno para que se mantenga “esta tradición sostenible y educativa”, como la denomina su alcalde, Enrique Busto, sino que “nos encargamos de conseguir los ejemplares de árbol”. Porque “se trata de un momento muy especial para nuestros pequeños”, comenta ilusionado.

La jornada resulta ser también un evento festivo y de convivencia, en el que las familias coinciden e intercambian experiencias positivas, incluso algunos comiendo en el lugar tras el esfuerzo realizado. Acuden también los alumnos de otros años a cuidar, como lo hacen regularmente, de sus respectivos árboles plantados en años anteriores.